Poco a poco…

Copenhague. La ciudad más feliz del mundo.

Si eres de esas personas que mira siempre los precios antes de comprar nada, y crees que España puede resultar cara en muchas ocasiones, tengo malas noticias para ti, Copenhague no es una buena opción. Quizás sea la única pega junto otro pequeño detalle que te desvelaremos mas adelante, pero si te decides visitarla, ten en cuenta que absolutamente todo es un 10/15% más caro que en España. Busca lugares asequibles, y simplemente disfruta de una ciudad increíble que merece la pena visitar pese a sus altos precios.

Su gente es amable y simpática. Quizás vimos más sonrisas en este viaje que en Bangkok, conocida como ciudad de las sonrisas, y no es casualidad, los países nórdicos disputan todos los años por ver cuál es el país mas feliz, y Dinamarca consigue muchos años ser el primero de esta lista. Sus valores son el respeto y la confianza, como nos contaba una guía local, pero lo de el respeto queda exento si este circula en bicicleta e invades su camino, y es que Copenhague es después de Amsterdam una de las ciudades con más bicicletas que hemos visto. Nosotros alquilamos una durante un día y te recomendamos a hacerlo si el tiempo te acompaña ya que la cuidad está totalmente preparada para ir en bici a cualquier punto, y eso hará también que la veas con un punto de vista diferente y ahorres tiempo. Decimos lo del tiempo porque esa es quizás la segunda pega. Visitarla en pleno invierno puede ser enfrentarse como hicimos nosotros a una ola de frío con sensación térmica de -8º. Nada más llegar nos recibió una nevada, para seguir de un día nublado y un tercer dia soleado, y cuando en esta ciudad sale el sol, pese a que nos encantó verla con nieve, ya que siempre es bonito ver nevar y no es una ciudad que suela hacerlo, la cuidad cambio por completo y todo nos pararía mucho más bonito cuando estaba el sol ahí arriba, aún así, para nosotros el frío no fue ninguna pega ya que íbamos preparados, pero la ciudad y sus edificios lo están más aún si cabe.

Elegir para alojarte un hotel cerca de la estación central es la mejor opción. Su conexión con el aeropuerto, con la cercanía al centro y con la red de metro, hace de esta zona la mejor opción. El tren que lleva a la estación central desde el aeropuerto cuesta unos 5€ dura 12 minutos y puedes cogerlo en el mismo aeropuerto en la vía 2.

Las distancias son relativamente cercanas. en un radio de 2 Kms proablemente este todo lo que se debe visitar, a excepción de la sirena que queda algo mas lejos.

Los lugares que te recomendamos no perderte son los siguientes:

  • Ayuntamiento (kobenhavns Radhus) La plaza central de la ciudad.
  • Stroget street: Es la calle peatonal comercial mas larga de Europa. Absolutamente tiendas de todo tipo se encuentran en esta calle.
  • Nyhavn: El canal típico de Copenaghe. Sus casitas de colores son posiblemente el lugar mas fotografiado de esta ciudad.

    Nyhavyn
  • Jardines de Tivoli: Es uno de los parques de atracciones mas antiguos de el mundo. Su andadura comienza en 1843 y a día de hoy es uno de los lugares favoritos de los Daneses. Su visita mere totalmente la pena.
  • iglesia de Mármol(frederiks Kirke) Las iglesias en Dinamarca son totalmente diferentes a lo que conocemos en España. Para que os hagáis una idea, muchas de ellas se han reconvertido debido a la falta de fieles, hasta el punto de que la catedral, es hoy en día una sala donde los jóvenes van a escuchar música con sus amigos. Esta iglesia precisamente llama la atención de ausencia de símbolos cristianos, los cuales fueron vendidos y la recaudación donada a los mas necesitados.
  • Palacio de Amalienorg: Es el lugar de residencia de la familia real. Llama la atención sus guardias reales, jóvenes Daneses que cubren el servicio militar y ojo con acercarte a ellos. A diferencia de la guardia real de Londres que puedes acercarte a ellos y hacer lo que quieras que ni se inmutan, estos no dudaran en golpearte o pedirte que ni te acerques a ellos.  A las 14:00 podrás ver un pequeño cambio de guardia.

    El cambio de guardia.
  • Kastellet:  es una de las fortificaciones mejor conservadas del norte de Europa. Está construido en forma de estrella con bastiones en sus esquinas. Fue una continuación del anillo de bastiones amurallados que rodean a Copenhague y en su interior podrás encontrar un bonito molino de viento. Hoy en día es un bonito lugar para visitar junto a la Sirenita por su proximidad.

    Molino de viento en Kastellet
  • La sirenita: Seguramente has escuchado que es una decepción de monumento. Nosotros lo escuchamos tanto, y tanto, que no nos defraudo. Llegamos a ella en bici mediante un paseo por el puerto un precioso dia soleado, y nos resulto un lugar entrañable. Fue una donacion de el fabricante de cervezas Carlsberg en homenaje a una antigua bailarina de ballet Danesa. Así que no te esperes gran cosa, pues es mas la fama que tiene.
  • Palacio de christiansborg : Si te gustan las vistas desde lo alto, la ciudad cuenta con numerosas torres miradores. Esta es sin lugar a duda la mejor opción por los siguientes detalles: La vista es de 360º, para subir puede hacerse en ascensor, cuenta con carteles que te explican que es todo lo que ves y lo mejor de todo: es gratis!

    Vistas desde la torre de Christiansborg.
  • Ciudad libre de Chistiania: Sin lugar a dudas es el sitio que mas nos impacto. La gente define este lugar como un barrio auto gobernado independiente a la ciudad incluso a Europa. Símbolo del movimiento hippie y okupa y centro de trapicheo de drogas blandas, como marihuana o hachís. La venta de este tipo de drogas aquí es increíble, y en su calle central numerosos vendedores de droga a vista de todo el mundo intentan vender su mercancía sobre expositores con una normalidad asombrosa, como si fuese un mercadillo de fruta y vendieran manzanas… Nosotros pudimos asistir a una redada de película: Helicóptero sobre volando el barrio, más de 20 coches de anti disturbios, y numerosos policías con chalecos anti balas realizaban una redada en nuestras narices desmantelando todos los puestos en solo unos segundos, y llevándose a 2 detenidos corriendo. Todo esto ante la perpleja mirada de los  turistas del barrio, donde una vez se marcha la policía, no se tardo ni un segundo en volver a su vida habitual. Nuestra única recomendación es que no lo visites de noche y que ni por casualidad saques el teléfono móvil, ya que no se toman muy bien lo recibir fotografías.

Para comer:

La ciudad cuenta con cientos de restaurantes, pero vamos a destacar 2 que nos gustaron mucho:

El mercado de Torvehallerne: con 2 pabellones de cristal que cuenta con numerosos puestos de comida de todo tipo. Muchas opciones diferentes y absolutamente de todo. Puestos de comida, de café, de licores, de frutas, de dulces…

Puesto de comida Asiática en el pabellón 1 de este mercado. Adoro el pan bao !!!

Meatpacking District en Kodbyen: Es un antiguo matadero, convertido en restaurantes de comida típica Danesa con buen ambiente y mucho rollo hygge danes. Sitio de moda de los jóvenes que residen en la ciudad.

“Smørrebrød” típico Danes de Gambas. Muy rico.

Tanto en uno como otro, comimos o cenamos muy bien, y son 2 opciones a tener en cuenta.

También escuchamos hablar del mercado de comida callejera de Papirøen, un antiguo almacén industrial pero que en nuestra visita en Febrero de 2018, nos comentan que cerro sus puertas aproximadamente hace un año…

Cambio de moneda.

Nosotros no realizamos cambio de moneda. Pagamos hasta 1 vaso de plástico en un 7 eleven (20 centimos) con tarjeta de crédito. La ciudad esta preparada para ello y en su gran mayoría utilizan esta modalidad, por lo que no merece la pena cambiar si dispones de tarjeta de crédito. Aun así, si eres de los que les gusta llevar dinero encima, solo te recomendaremos que no lo hagas en el aeropuerto, pues las comisiones suelen ser mas altas que en la misma ciudad.

 

Y hasta aquí nuestra experiencia, una ciudad que nos dejo un buen sabor de boca pese a sus altos precios, y que nos hizo desconectar después de unos meses de navidad muy intensos debido a nuestros trabajos. Volveremos algún verano seguramente!

No olvidéis seguirnos en instagram así como realizar cualquier pregunta, duda o consejo que pudieran tener si deciden visitar la ciudad, gracias por leernos !

Anuncios

Paris, la ciudad del amor.

Nuestro viaje a París fue para nosotros especial, primer viaje fuera de España juntos y donde crecería nuestra pasión por viajar.

París es un buen destino, cuantos mas días podáis pasar en ella, mucho mejor, pero nosotros hicimos una escapada en semana santa de 3 dias.

Partimos desde valencia, a París -Bubeais, la opción más económica y cercana a Alicante, nuestro lugar de residencia, y una vez allí decidimos alquilar un coche y sin demorar mucho tiempo, pusimos rumbo a la capital a través de preciosos campos de flores amarillas y pueblos de no más de 1.000/2.000 habitantes de típico aspecto Galo.

img_4750.jpg
Veíamos tantos campos de este tipo, que no resistimos a parar y verlos mas de cerca !

Las ganas de llegar eran evidentes: primer viaje juntos fuera de España, comienzo de relación con tu pareja, y una ciudad como París nos esperaba pero eso no evito que hiciéramos alguna parada en el camino.

Una vez en la ciudad fuimos directos al hotel, hotel. Eiffel, clásico, situado en el distrito XV rodeado de cafeterías y supermercados. Escogimos ese hotel por su relación precio calidad en los hoteles disponibles con vistas a la Torre. Su ventana tenía unas vistas privilegiadas pues desde ella podíamos ver la torre Eiffel.

img_4960.jpg
Estas impresionantes vistas teníamos desde la cama!

Una vez instalados París nos esperaban 2 días por delante para conocer y descubrir esta preciosa ciudad.

Lo que más te impacta cuando llegas a Paris es la torre Eiffel. No importa cuantas veces escuches hablar de ella, no importa que alguien te diga antes de verlo con tus propios ojos que es impresionante, o incluso que la veas desde lejos una vez llegas a la urbe, porque cuando la ves a escasos metros, ella te impresionará. Nosotros te aconsejamos que te dirijas a ella en metro, desde la parada más cercana a tu hotel, y tomes la parada de Trocadero, un increíble mirador justo en frente donde poder disfrutar no solo De la Torre sino de unas vistas panorámicas de todo París, y después llegar a la torre solo te llevará un bonito paseo mientras ves como se hace cada vez más gigante hasta que una vez debajo de ella puedes hacerte una idea de lo robusto y grande que es este monumento.

Las colas para subir a ella son de miedo, quizás la única pega, por lo que no te acerques a ella sin un ticket previo que puedes comprar a través de internet de una manera fácil, pero no te preocupes sino lo consigues, puedes tener una excusa perfecta para volver de nuevo en un futuro como decidimos nosotros.

Dia 1.

El itinerario seguido por nosotros no se si será el mejor para ver París o no, pero este fue el nuestro y no nos pareció del todo mal…

Como habéis leído, comenzamos el primer día nada más llegar con la torre eiffel, ¿como esperar a ver algo que te llama tanto la atención? Tardamos unas 2 horas en recorrer desde trocadero hasta la torre, simplemente paseando, disfrutando de el lugar y tomando fotografías, muchas fotografías, por lo que ese tiempo puede depender de el que cada uno quiera dedicarle.

La siguiente parada fue campos elíseos. Una amplia avenida donde se codean las mejores firmas de ropa y llena de tiendas de alta gama, paseando por ella encontraríamos al final el arco del triunfo, a través de unas escaleras subterráneas puedes llegar al mismo arco. Existe la posibilidad de subir, aunque no lo hicimos. La rotonda que alberga el arco del triunfo tiene como curiosidad que los coches que entran a esta rotonda, tienen preferencia, y son los que están dentro los que tienen que ceder el paso a los que acceden a ella, algo curioso.

Continuamos después de comer hacia Sacré-Coeur. La hora de la tarde es el mejor momento para subir, y disfrutar de un precioso atardecer desde las escaleras mientras contemplas toda la ciudad de París, y puedes verla de día y de noche. Después decidimos entrar a Sacré-coeur y una vez vista decidimos bajar dando un paseo por el barrio de los pintores hasta la puerta de el Moulin Rougue.

img_9250.jpg
Fachada de el famoso Moulin Rouge !

Día 2.

El segundo día lo dedicamos a visitar el museo del Louvre. Como todos los lugares de interés en París, el museo del Louvre no esta exento de sus largas colas. Existe la posibilidad de comprar la entrada por Internet y así obtener el pase sin colas ni esperas, su precio son 20€ en lugar de los 15€ que cuesta en las taquillas. No sabíamos que hacer, asi que decidimos ir y decidir allí, lo cual al principio parecía que no fue una decisión acertada, resulto ser que si, pues una vez allí, y después de comprobar que la cola tenia una hora y media de espera, una amable guía, nos hablo de que el museo dispone de 5 entradas, y nos llevo directamente a la menos saturada, y donde nuestra sorpresa fue que solo habían 15 personas haciendo cola, menuda alegría! Por eso, si visitas el museo, recuerda que hay 5 entradas, aunque veras que todo el mundo decide hacer la de la entrada principal por la pirámide. Te dejamos un mapa, que señala las diferentes entradas, y nuestro consejo es que compres en cualquiera de ella la entrada, excepto en la principal (piramide)

Plano entradas Museo del Louvre
las flechas indican los accesos a los edificios.

El museo te llevara las horas que tu mismo quieras dedicarle, a nosotros nos llevo 3 horas aproximadamente.

Tras salir del Luvre, te recomendamos dirigirte hacia Notre dame dando un bonito paseo por el rió Sena, donde podrás disfrutar de la belleza del entorno, sus edificios, sus puestos de libros y pinturas y el caudaloso rio.

Notre Dame tiene dos torres de 69 metros desde donde además de apreciar las fantásticas vistas, podréis visitar el campanario en el que vivió el mítico Jorobado y ver de cerca las gárgolas. Su precio es de 8`50€ y como ya hemos dicho antes, las colas suelen ser de mas de 1 hora, así que ser pacientes

Para visitar las torres se accede desde la entrada del lateral izquierdo y se suben 387 empinados escalones a pie, ya que Notre Dame no dispone de ascensores.

Continuamos nuestro paseo hacia  ponts des arts, el famoso puente de los candados del amor, que cuando lo visitamos estaba en su mayor momento de fama, y decidimos contribuir a poner nuestro candado.

A la hora de comer, decidimos visitar el barrio latino, un barrio muy recomendable ya que es muy animado, y esta repleto de bares, restaurantes, pizzerias y cafeterías con precios mas asequibles al resto de la ciudad, en un ambiente muy agradable.

Para terminar el día, decidimos pasear por la Opera, y volver a ver la torre Eiffel, esta vez de noche, con su típica iluminación, muy diferente a como se ve durante el día.

y hasta aquí llego nuestra escapada de fin de semana en París. Sabemos que nos dejamos muchas cosas pendientes, pero la oferta de los billetes de avión no daba para más, así que decidimos hacer una promesa, volveremos a paris ! Hasta pronto !

 

Belgica y Holanda en coche.

Bélgica y Holanda son 2 países que si disponéis de tiempo podéis visitar a la vez por su proximidad.

Nosotros decidimos hacer una ruta en coche de alquiler durante aproximadamente 15 días, partiendo en avión desde alicante a Charleroi y allí comenzar nuestra ruta, recorriendo prácticamente toda la region de Flandes y el sur de Holanda, desde donde comenzaríamos. Nuestras paradas fueron las siguientes:

– Amsterdam

– Marken, Edam y Volendam

– La haya

– Rotterdam

-Amberes

– Brujas

– Gante

– Bruselas

Desde el aeropuerto de Charleroi decidimos subir directamente hasta Holanda, la ruta la queríamos empezar por Holanda para ir luego bajando así que enseguida pusimos ruta a Amsterdam.

Las carreteras Belgas por lo general son bastantes buenas, hoy en día conducir por Europa no debería de darte ningún calentamiento de cabeza, y es fácil adaptarte. Tardamos algo más de dos horas y media en llegar a Amsterdam ya pasado el medio día, y una vez hicimos el check in, nos fuimos a comer a Amsterdam

Bicicletas en Amsterdam

Da igual cuántas personas te hablen de esto exagerando al máximo la cantidad de bicis que hay en Amsterdam, solo cuando lo veas con tus propios ojos, entenderás que es increíble la cantidad de bicis que existen, en cualquier rincón que mires, donde vayas, por donde pases, verás bicis y más bicis. Nosotros íbamos en coche y enseguida nos sentíamos raros. Si visitas solo Amsterdam es una tontería ir en coche, pero nosotros lo necesitábamos para el resto del viaje. Nos habían aconsejado llevar mucho cuidado y enseguida entendimos el porqué. Las bicis forman parte de la cuidad la cual esta totalmente adaptada y preparada para los ciclistas.

Que ver en Amsterdam

Seguro que muchos conocéis los tours “”gratis”” de sandemansnewEurope tours, los famosos paraguas rojos. Nosotros hicimos en Amsterdam nuestro primer tour con ellos. Sin lugar a dudas fue un acierto, aunque esto dependerá mucho de el guia que os toque. En nuestro caso, no pudo ser más agradable, y este fue nuestro recorrido:

La Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales

El Barrio Rojo

Iglesias católicas escondidas

El Homomonument

El puente más ancho y la casa más estrecha de Ámsterdam

La primera bolsa del mundo

El Begijnhof

La Oude Kerk (Iglesia Vieja)

Nieuwmarkt (Nuevo Mercado)

Arquitectura y canales

El Palacio Real 

El Barrio Judío

La casa de Anne Frank y su historia.

Este tour está genial si queréis situarse en la cuidad, y conocer algo de historia, bajo nuestro punto de vista muy recomendable para entender la historia de Amsterdam y como llego a ser la ciudad que es hoy en día siendo en sus orígenes un pequeño pueblo de pescadores. Hacer el tour es fácil, tienen salidas desde la plaza Dam desde las 10 de la mañana hasta las 2 de la tarde con frecuencias de 30/60 minutos aproximadamente, aunque os recomendamos mejor visitar su web. Una vez terminando el tour nosotros decidimos volver a los sitios que más nos llamaron la atención ya tranquilamente.

Barrio rojo

Respeto. Lo primero que debes de saber es que estas chicas no les gustan las cámaras de fotos. No tienen ningún problema en que pasees por delante de ellas aunque no requieras sus servicios, pero ojo con querer fotografiar cualquier foco rojo, no se lo tomarán nada bien…

Nosotros decidimos terminar el día paseando tranquilamente por El Barrio rojo, el cual nos llamo mucho la atención, y siempre con el máximo respeto posible lo recorrimos entero por todas sus callejuelas, y una vez allí decidimos entrar a un coffee shop para ver cómo funciona el tema de la marihuana, aunque ninguno de nosotros fumamos ni tampoco decimos de probarlo, si queríamos ver como era exactamente y la verdad que nos sorprendió la naturalidad con la cual una persona puede adquirir y consumir tranquilamente. Los precios de las consumiciones son caros, 2 pintas de cerveza 12€. Como anécdota diremos que pese a no fumar, entramos a uno de estos locales sin hambre, y cansados por el día, y salimos riendo, con ganas de bailar, y con un hambre que devoramos una pizza mano a mano, de locos…

Marken, Edam y Volendam

img_6374

El siguiente día lo dedicamos a hacer una excursión por 3 de los pueblos más bonitos que hay en los alrededores de la ciudad. Aunque nosotros los visitamos en coche, hay autobuses que salen directamente desde Amsterdam y ofrecen conexiones y horarios estupendos. Merecen la pena totalmente. La tranquilidad, La Paz, y sobre todo la belleza de estos pueblos hacen que la visita merezca la pena. En un mismo día se pueden visitar los 3 por su proximidad.

La Haya

Nuestra visita a La Haya tenía un claro objetivo. Madurodam, un parque temático con una ciudad en miniatura a escala de 1:25 situado en la localidad de Scheveningen y donde disfrutamos como niños de reproducciones de monumentos y ciudades típicas holandesas. La entrada cuesta aproximadamente 14€ y merece la pena si tenéis tiempo y os gustan este tipo de atracciones. Las reproducciones son de gran calidad y es muy entretenido.

Rotterdam

Durante a nuestra visita a Rotterdam nos acompañó la lluvia, quizás esto nos hizo no disfrutar de la ciudad como deberíamos y tras visitar su puerto, decidimos continuar nuestra ruta camino ya de Bélgica.

Amberes

Llegamos a Amberes justo un día festivo, y con un tiempo estupendo. Fuimos directos s la fuente del bravo, donde pudimos disfrutar de un ambiente estupendo, rodeados de casetas y puestos de comida típica, con música en directo y animación de gigantes. La ciudad nos recibió muy bien y notamos el cambio a un nuevo país. La ruta que trazamos fue la siguiente: fuente del bravo, catedral de Amberes, castillo Steen y paseo del puerto, donde habían más puestos de comida típica y concierto de Jazz en directo. Tanto para comer como para cenar elegimos los restaurantes situados junto a la catedral, y su relación calidad precio es correcta. En un día esta ciudad se puede ver perfectamente, y no merece la pena dedicarle mucho más tiempo.

Brujas.

Llegamos a uno de los sitios más esperados. Brujas es un pequeño pueblo medieval donde el tiempo está detenido y la tranquilidad de sus calles y canales solo se ve alterada por una gran cantidad de turistas. Los lugares que no os podéis perder son:

(estamos terminando de redactar el post, te pedimos disculpas!!!!!!!!! lo antes posible estara acabado!!!!! ) GRACIASSSSSSSSSSS 🙂